Pure Yoga Canarias

·

El ruido en mi cabeza

A Dandelion blowing seeds in the wind.

A Dandelion blowing seeds in the wind.


El ruido en mi cabeza. Todos tenemos de esto verdad? Algunas veces somos conscientes de este ruido, ansiedad, estrés, presión. A veces pensamos que es real y a veces podemos observar toda esta charla y reconocer que es tan consistente como el algodón de azúcar pero sin saborear el sabor dulce.
Hace un año encontré al amor de mi vida, (requisito para encontrar el amor de tu vida; estar enamorado de uno mismo y un punto esencial es; permanecer en esa relación y continuar enamorado de uno mismo). Estamos haciendo obras en nuestra casa, es un viejo y hermoso piso de techos altos, tiene mucha luz, espacio, la instalación eléctrica es vieja y las instalaciones de agua también, nada, un montón de trabajo para crear un espacio con paciencia y creatividad, disfrutando también de la transformación. Mi práctica ha salido de mi esterilla, (me encanta el yoga) y ha entrado en el trabajo de construcción. Cada uno tiene su opino y dice lo que piensa sobre las mudanzas y las obras, lo terrible que pueden ser. Puede verse a través de este velo, sin embargo también podemos quedarnos en la gratitud que es mucho más satisfactoria.

Observamos lo que tenemos;

1. Tenemos una casa
2. Tenemos dinero para renovarlo
3. Podemos tomar decisiones de lo que necesitamos y queremos
4. Tenemos que comer
5. Estamos sanos
6. Tenemos trabajo
(En este punto empiezo a sentirme rebosante de amor)
7. Tenemos agua para beber
8. Estamos enamorados
9. Después de un año no me he perdido, tengo a mi pareja y todavía estoy enamorada de mí misma.
10. No hay temor, sólo amor y paz.

Después de una gran inhalación puedo rebotar fuera de la cama por la mañana y me siento bendecida, a veces un poco culpable por no añadir a la lista que tengo dos piernas y los brazos para rebotar, me gusta hacerlo, y si un día no puedo encontrare otras actividades también deliciosas.

El ruido de tu cabeza puede crear o destruir cada momento, cada minuto de cada día de tu vida. La inteligencia que se envuelve alrededor de cada célula de tu cuerpo, conecta con el resto de las células y la toma de decisiones en tu universo interno.
Es una disciplinada diaria acerca de la compasión, es una práctica acerca del amor propio. El yoga es una herramienta increíble para esto, cuando se practica llega la auto observación, es una terapia. Como hablar y como escuchar. Se respira profundo, es una limpieza profunda, detrás y debajo de los muebles y las alfombras de tu cuerpo y tu cabeza. Dejar de lado los hábitos, recuerdos y el ruido que no sirve, para a continuación, darle forma a tu mundo. A un mundo lleno de amor, felicidad, paz y luz. Porque eso es lo que somos.

Así que estoy disfrutando mucho del libro de Deepak Chopra, Quatum Healing. Estoy haciendo amistad con la memoria y la inteligencia como fluido concepto subjetivo, que es maleable y abierto al cambio.

Yo, como muchas mujeres he luchado con mi imagen corporal creando una perspectiva negativa de mí misma y lo he practicado durante muchos años, esto se ha convertido en un recuerdo cristalizado, denso en mi inteligencia fluida. Sin embargo, con el yoga como mi práctica diaria, Vinyasa (soy básicamente agua y aire), estoy reformando estos recuerdos y recordándome mi verdadera fuente. Lo que por supuesto no tiene absolutamente nada que ver con un aspecto material.

Compártelo en

Compartir en Facebook Compartir en Twitter Compartir en Google +

Esta web utiliza cookies para mejorar la experiencia de sus usuarios. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Más información Aceptar