Conciencia fundamental | Pure Yoga Canarias

Pure Yoga Canarias

Libby Hargreaves ·

Conciencia fundamental

La iluminación es mucho más fácil de lo que piensan muchas personas.

“Es fácil lograr pero realizarlo completamente puede tardar muchas vidas” Zen maestro Maezumi Roshi.

Es como estar en el principio de un embarazo: todavía no has llegado a dar a luz. Todo es práctica, estar iluminada es parte de nuestra naturaleza. Creamos cierto grado de sensibilidad y profundidad de contacto íntimo con nosotros.

Iluminación es moverte desde una experiencia fragmentada hacia una experiencia unida. Antes de estar iluminados nuestro enfoque se transforma desde el yo hacia el objeto. O desde un modalidad de experiencia hacia otra. Quizás podemos experimentar hacia otras personas de una forma profunda pero tener muy poca consciencia de nosotros mismos. En otros momentos nos sentimos pero tenemos poca conexión con el mundo de fuera, o quizás conocemos nuestros pensamientos pero no reconocemos nuestras emociones o sensaciones. Cuando estamos iluminados sentimos una continuidad, una integridad de experiencia interna y externa sin movimientos del enfoque. No hay fragmentación ni división. Todas las experiencias están pasando en ese espacio de conciencia fundamental.

conciencia-fundamental

Aquí os dejo una ejercicio de Judith Blackstone (2008) The enlightenment process, para practicar sentir tu sensibilidad a esa consciencia fundamental.

· Sentados sobre una silla.

· Ojos cerrados. Enfócate sobre la respiración. Observar cómo viene y va.

· Trae la inhalación a través de la cabeza, haciendo contacto interno y profundo contigo mismo y luego suelta con la exhalación.

· Lleva la atención hacia tus pies, siente que estás dentro de los pies, que habitas tus pies. Experimenta la sensación de habitar el espacio interno de tus pies.

· Siente que estás dentro de tus tobillos y la parte baja de las piernas, llenándolas contigo mismo. Experimenta la sensación de habitar el espacio interno de tus tobillos y la parte inferior de tus piernas.

· Siente como si estuvieras dentro de tus rodillas. Equilibra tu conciencia igualmente entre el espacio interno de ambas rodillas. Encuentra los dos espacios internos exactamente al mismo tiempo. Siente la quietud de la mente equilibrada. (No aguantas la mente quieta, la mente sutíl está quieta porque está equilibrada).

· Siente que estás dentro de los muslos, experimenta la sensación interna de los muslos.

· Siente que estás dentro de la articulación de la cadera. Equilibra tu experiencia de espacio interno por los dos lados. Encuéntralas en el mismo momento. Siente la mente equilibrada y quieta y el movimiento de la respiración en el mismo tiempo. Son dos aspectos de ti; la mente quieta y la respiración fluyendo.

· Siente que estás dentro de la pelvis. Afina la calidad de tu género dentro de la pelvis. No es una idea, es una experiencia cualitativa. Trae la respiración hacia la pelvis y siente cómo habita la calidad de tu genero.

· Siente que estás dentro de tu abdomen. Armoniza hacia la calidad de tu poder / fuerza personal dentro del abdomen. Lleva la respiración aquí y siente como si atravesaras la calidad de tu poder.

· Siente que estás dentro de tu pecho. Afina hacia la calidad de tu amor dentro de tu pecho. Trae la respiración hacia el pecho y siente como se mueve a través de la calidad de amor.

· Siente que estás dentro de tus hombros. Experimenta esa sensación.

· Siente que estás dentro de las articulaciones de los hombros. Equilibra tu consciencia dentro del espacio interno de los dos en el mismo momento. Siente la mente quieta y la respiración fluyendo por la quietud sin interrumpirla. Deja que la respiración sea tan sutíl (siente como mitad respiración mitad mente) que no influye la quietud de la mente.

· Siente que estás dentro de tus brazos, muñecas y manos hacia las yemas de los dedos. Experiméntate a tí mismo dentro de los brazos, muñecas y manos.

· Siente que estás dentro de tu cuello. Armoniza hacia la calidad de tu voz, tu potencia al hablar dentro de tu cuello. Lleva la respiración hacia el cuello y siéntelo atravesar la calidad de tu voz.

· Habita el espacio dentro de tu cabeza, dentro de tu cara, frente, ojos, mejillas, nariz, mandibular, labios y mentón y dentro de los orejas.

· Siente que estás dentro de tu cerebro. Afina hacia la calidad de tu sabiduría dentro de tu cerebro. (Parece de la sensación antes de encontrar la palabra que estaba buscando) Trae la respiración desde la cabeza hacia el cerebro y siente como atraviesa la calidad de entendimiento. Deja que la respiración sea sutil al pasar por el espacio interno del cerebro y cabeza.

· Ahora, siente que estás dentro de todo tu cuerpo en el mismo tiempo. Mantén la respiración igual y fluida mientras habitas tu cuerpo completo.

· Manteniendo los ojos cerrados, encuentra mentalmente el espacio fuera de tu cuerpo, el espacio por la sala.

· Experimenta que ese espacio dentro y fuera de tu cuerpo es el mismo continuo de espacio. Deja que la respiración se mueva a través de ese espacio con un grado tan sutileza que no interrumpa la quietud del espacio. Todo está quieto menos la respiración que fluye.

· Abre los ojos. Mentalmente encuentra el espacio fuera de tu cuerpo experimenta que es un continuo de espacio. Siente el momento presente dentro y fuera de ti. Mantente sentada experimentando el espacio de conciencia fundamental.

Compártelo en

Compartir en Facebook Compartir en Twitter Compartir en Google +

Esta web utiliza cookies para mejorar la experiencia de sus usuarios. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Más información Cerrar