Pure Yoga Canarias

·

Bosque Vasco

Numero 76 en el Tao de liderazgo (John Heider 1985)

¿Flexible o rígido?

Cuando uno nace, uno es flexible y fluido. Al morir, uno acaba siendo rígido y bloqueado. Consideramos las vidas de las plantas y arboles; durante su tiempo de máximo crecimiento, están relativamente tierno y moldeable. Sin embargo cuando llegan a ser adultos o empiezan a morir, resultan secos, brittle, tough, fuerte. El árbol que ha crecido esta cortado para ser materia prima. El líder del grupo quien es rígido quizás puede dirigir de una forma repetitivo y hacer ejercicios estructurados, pero no puede gestionar grupos con proceso elevadas y vivos. Cualquier cosa que es flexible y fluida tiende a crecer. Cualquier cosa que es rígida y bloqueada suele atrofiase y morir.

Cuando habla de ser líder, puede ser del grupo, comunidad, familia o si mismo.

Estoy en el avión volviendo de San Sebastián donde fui a dar un taller de amor, y yoga off the mat, porque hacemos las practicas de asanas, respiración y reflexiones que hacemos (que a veces cuando uno se ve fuera de contexto parece superficial pero no lo son). Conocí un grupo de personas tan diversas, abiertas y honestas. Todos en su proceso con consciencia. Con mi Dharma, o misión de facilitar paz no podría ser más grata.

Flexibilidad….. ternura, como las plantas en su momento más vivo y potente, mantener esta calidad siempre para seguir creativa.

Durante el fin de fuimos a patear por el bosque, la tierra sin ser mía, es muy familiar, es tierra celtica, soy inglesa, de una línea que llega hacia los raíces celticas. Los robles, los silver berch, el musgo, la ríos y cascadas, estaba esperando un elfo ja ja ja. Estaba en casa.

Mientras paseamos entre arboles, se ve los recién nacidos verdes claros, subiendo del suelo con su vulnerabilidad, ilusión y posibilidades infinitos y los mayores, altos sabios, silencios. Los mayores están cada vez más fijos, algunas con los vientos y lluvias fuertes estaban tumbados en el suelo, sus raíces al aire secos, su rigidez que también era su fuerza les hizo morir, es la naturaleza. Sin embargo los jóvenes arboles se mantenían. Arboles, no tienen la posibilidad decidir si mantienen flexible o no, es su naturaleza de crecer así. Seres humanos, tenemos la posibilidad de ver nuestra proceso y mantenernos en estado joven. No me refiero a la parte superficial estética, me refiero al estado de consciencia. La mente que acepta, no juzgar, el corazón abierta que fía, que amar, la humildad y inocencia, la curiosidad y compasión innata de los niños. Cuando estamos consciente de nuestra proceso podemos elegir esta estado interno y compartirlo. Podemos ser siempre como los arboles recién nacido sirviendo lo demás a naves de nuestra intención. Lead with your pure heart.

Compártelo en

Compartir en Facebook Compartir en Twitter Compartir en Google +

Esta web utiliza cookies para mejorar la experiencia de sus usuarios. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Más información Aceptar