El poder de intención y claridad | Pure Yoga Canarias

Pure Yoga Canarias

Libby Hargreaves ·

El poder de intención y claridad

Tengo una alumna, que vino a practicar porque no se sentía cómoda consigo misma ni con su cuerpo, y creía que no podría encontrarse en una relación íntima y sana. Llevamos una temporada trabajando la auto observación enfocada en sensaciones y cómo se enciende su luz interna y cómo, de la misma manera, (a través de juicos, miedos y no amor) la apaga.

Practicamos asana fluido y cómo tratarse con amor y respecto, mientras te sigues moviendo y respirando. Reconociendo tu fuerza, disciplina y disponibilidad a ver tus sombras y aceptarlas como igual de importantes que tu luz. Siempre mirando a través del tamiz de la compasión y la paciencia. Permitiendo que ella sea como es sin intención o conflicto de cambiarse.

Después de conocernos un poco mejor y tener una relación de apoyo, seguridad y confianza. Introdujimos las sesiones sankalpa o una intención. Una intención fuera de tiempo, siempre en el presente, por lo cual siempre desde la energía de amor.

Utilizando nuestra conexión con las sensaciones físicas y el espacio calmado e íntimo que hemos practicado con nuestro ser, creamos la sensación dentro de nuestra cuerpo, como si ya estuviéramos viviendo esta intención. Por lo cual, nos relajamos y desde aquí se manifiesta una vibración que llama a lo que deseamos (siempre y cuando está por el mejor beneficio de todos). Que es igual que un faro, o una luz en la oscuridad que atrae lo que necesitamos y deseamos.

Pues mis alumna, que me ha dado permiso para contar su historia, deseaba una relación de pareja, sana, amorosa, divertida y comprometida. Y ahora estaba abierta a tener esta relación, reconoció en las practicas de yoga que la historia montada en su cabeza de que no podía tener una relación eran pensamientos y no una verdad. Una vez tienes consciencia de tus pensamientos, puedes darte cuenta de que no son verdad y soltarlos.

Llegó su cumple, y decidió poner una foto en Facebook de sí misma, una foto en la cual se sentía a gusto, bella , feliz y abierta a lo que venía. Pues llegaron muchos comentarios y una invitación a hacer algunos planes. Allí empezó. Pero para mantenerse firme con su intención, ya viene el sadhana (auto observación constante)lo difícil. ¿Porque? Porque entra el miedo, o dudando de sus capacidades o buscando fallos en el otro para justificar que no puede ser, y confirmar la mentira del ego. El miedo se ve, muchas veces por el cuerpo antes que por la mente. En tensiones, respiraciones cortas, mandíbulas tensas. Al entrenar el ojo de observar el soltar el cuerpo la mente sigue sin resistencias.

Recuerda que cada relación que tienes, siempre es acerca de ti, y cada problema que surge, no tiene nada que ver contigo, solo con tus percepciones. Para hacer la historia corta, la relación se está desarrollando de una manera bella, humana, consciente y sana. Los dos están felices. La disciplina y flexibilidad mental los ha llevado hacia el amor.

Compártelo en

Compartir en Facebook Compartir en Twitter Compartir en Google +

Esta web utiliza cookies para mejorar la experiencia de sus usuarios. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Más información Cerrar